TAYRONA

Las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo, se hunden en el mar como los dedos de una mano gigantesca entre los que se forman bahías y ensenadas de belleza singular: Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha, Guachaquita, con sus playas de arenas blancas delimitadas por, manglares, matorrales o bosques, y bañadas todas por las aguas azules y cristalinas del mar Caribe, hacen parte de los muchos atractivos que ofrece el Parque Nacional Natural Tayrona.

Sus costas son de arena blanca y con un bello mar de siete colores, lleno de pequeñas bahías y ensenadas con un encanto único. Además posee ruinas de antiguos asentamientos Tayronas en una zona denominada Chairama - Pueblito.
  • Localización

Litoral Caribe, jurisdicción del municipio de Santa Marta en el departamento del Magdalena.

  • Poblaciones cercanas

Santa Marta, Calabazo, Palomino.

  • Área

15.000 hectáreas.

  • Temperatura

29°C a nivel del mar y 22°C en las zonas más altas.

  • Meses secos

Diciembre a Abril, Junio a Agosto.

  • Meses lluviosos

Mayo a Junio, Septiembre a Noviembre.

  • Precipitación promédio

En el extremo occidental la precipitación es de 800 mm anuales y aumenta hacia el oriente hasta alcanzar los 2.000 mm anuales.

  • Vías de acceso

La entrada principal del parque El Zaino esta a 34 kms. de Santa Marta por la Troncal de Caribe vía Riohacha. A las Bahías de Neguanje y Cinto se llega por la misma vía tomando un desvío a 12 kms de Santa Marta. Allí se encuentra el reten de Palangana del Ministerio de Medio Ambiente. Para llegar a Bahía Concha que esta también dentro del parque, se debe tomar un desvío a la izquierda en el barrio Bastidas y de ahí un carreteable hasta la Bahía. Al Zaino se puede llegar en bus intermunicipal. Las otras alternativas requieren vehículo particular.

  • Características generales

Las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta se sumergen en el mar en el Parque Tayrona, formando una "mano gigante", entre cuyos dedos se encuentran las ensenadas de Concha, Chengue, Gairaca, Neguange, Cinto, Guachaquita y Palmarito.

Tayrona es uno de esos paraísos tropicales idealizados por la literatura y el cine. Sus playas blancas sobre las que vierte la selva húmeda toda su exuberancia hacen del Tayrona uno de los parques naturales más visitados en Colombia.

Por las playas, el visitante se interna en un complejo sistema de caminos empedrados que comunicaban toda una red de asentamientos indígenas, de la costa con la Sierra Nevada. Chairama (actual "Pueblito"), constituía uno de los más importantes núcleos de artesanos, pescadores y agricultores, que intercambiaban sus productos por servicios públicos.

Para quienes practican los deportes náuticos y el buceo, Bahía Concha es el lugar perfecto. Para los caminantes, los caminos prehispánicos aún sin restaurar los trasladarán a una época en donde el profundo respeto por la naturaleza era el eje central de la existencia (Chengue, Neguange, El Cedro y Nosevé).

También se caracteriza por poseer bosques secos y húmedos tropicales, avifauna diversa, arrecifes coralinos y praderas de pastos marinos. Cuenta también, con más de 100 especies de mamíferos entre los que sobresalen el tigrillo y el venado y aves tan escasas como el cóndor, el águila solitaria y el águila blanca.

  • Flora y fauna

Los bosques secos del parque presentan entre la mitad y un tercio de las plantas, en comparación con los bosques húmedos. Aquí sobresalen especies como la ceiba (Hura crepitans), el trupillo (Prosopis julliflora), el aromo (Acacia tortuosa), el brasil (Haematoxylon brasiletto), el dividivi (Caesalpinia coriaria), el guamacho (Pereskia guamacho), el candelabro (Subpilocereus russellianus), la tuna (Opuntia wentiana), el carreto (Aspidosperma polyneuron), el resbalamono (Bursera simarouba), y olla de mono (Lecythis minor).

Entre las especies de plantas siempre verdes del bosque húmedo tropical se encuentra gran variedad de epífitas como musgos, bromelias, aráceas y orquídeas. También se destacan la palma de vino (Sheelea magdalenica), la palma amarga (Sabal mauritiiformis), la iraca (Caludovica palmata), la bejucosa (Desmoncus sp.), el caracolí (Anacardium excelsum), el guáimaro (Brosimun alicastrum), el macondo o bonga (Cavanillesia platanifolia), el caney (Aspidosperma megalocarpus), la ariza (Brownea ariza) y el higuerón (Ficus sp.).

Para el bosque nublado, las especies que se destacan son el guarumo (Cecropia peltata), el cafecillo (Senna occidentalis), la majagua blanca (Heliocarpus americanus), el aguacate (Persea americana), el guacharaco (Nectandra reticulata) y el guáimaro (Brosimum sp.), entre otras.

Sin contar las cuarenta especies de murciélagos, en total, se reportan para el parque alrededor de 59 especies de mamíferos, entre los que se destacan el mono nocturno (Aotus lemurinus), el mico maicero (Cebus albifrons), el mico tití (Saguinus oedipus), el perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus), el armadillo (Dasypus novemcinctus), el venado colorado (Mazama americana), el venado gris(Mazama gouazoubira), el jaguar (Panthera onca), el ocelote (Leopardus pardalis), el oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla), así como cinco especies mamíferos marinos.

Se reportan 396 especies de aves, entre ellas, el tinamú chico (Cripturellus soui), la garcita del ganado (Bubulcus ibis), el buitre rey (Sarcoramphus papa), el águila barrada (Buteo nitidus), el gavilán caminero (Buteo magnirostirs), el cernícalo (Falco sparverius), el halcón garrapatero (Milvago chimachima) y la torcaza morada (Columba cayannensis).

Entre los reptiles se encuentran cuatro especies de tortugas marinas (Caretta caretta, Chelonia mydas, Eretmochelys imbricata y Dermochelys coriacea), la iguana (Iguana iguana), las serpientes (Boa constrictor) y talla X (Bothrops asper), por citar algunos. Recientemente, se ha reportado la presencia del caimán aguja, siendo la del Parque Nacional Natural Tayrona una de las pocas poblaciones presentes en el Caribe colombiano.

Entre los anfibios se cuentan especies endémicas que pertenecen a la región biogeográfica de la Sierra Nevada de Santa Marta, ampliando su distribución al Parque Nacional Natural Tayrona. También se encuentran otras especies de anfibios típicas de las tierras bajas del Caribe.

Es notable la diversidad de especies marinas del parque, representada en moluscos, crustáceos, algas y corales, entre otras.

  • Infraestructura

Están disponibles 10 cabañas llamadas Ecohabs con capacidad para 4 y 6 personas, en la zona conocida como Cañaveral. Hay una zona para acampar adecuada con hornillas y servicios sanitarios. Tiene capacidad para 75 carpas. La estadía permitida es de 6 noches 7 días. Debe solicitarse al Ministerio del Medio Ambiente (División de Parques Nacionales) en Bogota o Santa Marta con un mes de anticipación, cuando se pagara el 50% de la tarifa establecida.

Hay un restaurante en la zona de camping uno en la zona de los Ecohabs y varios en Bahía Concha. En Neguanje, Cinto y Gairaca solo venden alimentos en época de vacaciones, festivos y fines de semana.

También existe la opción de alojarse en la playa conocida como Arrecifes a 45 minutos de Cañaveral, vía peatonal, tomando un a trocha que es fácil de ubicar desde los parqueos del parque (el recorrido esta señalizado), en esta playa no hay servicio de hoteles pero si zonas de camping administradas por particulares así que hay que tener cuidado a la hora de escoger para no ser estafado con los costos.

En Arrecifes se encuentran restaurantes que atienden en las temporadas vacacionales. Pero es recomendable llevar alimentos para cocinar ya que los restaurantes son algo costosos.

De Arrecifes se puede llegar después de una hora y media de caminata a Pueblito ruinas de la antigua Civilización Tayrona. El camino para llegar a este sitio esta señalizado y es de fácil accesibilidad.

  • Recomendaciones

Vacunarse contra fiebre amarilla y tétano. Llevar ropa adecuada para clima calido, protector solar, repelente contra insectos, cantimplora y alimentos que no se descompongan fácilmente. Tener cuidado en el mar, pues presenta fuertes oleadas y peligrosas corrientes submarinas. En algunas zonas nadar puede ser peligroso. No tome riesgos innecesarios. En Arrecifes cuide sus alimentos de los burros ya que son expertos ladrones. Y no olvide no deje basura ni contamine los arroyos.

LA HORA DEL PLANETA 2017

CADA AÑO SOMOS MÁS... TÚ TAMBIÉN SUMAS!!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos

Medidas de prevención frente a fiebre amarilla

El Ministerio de Salud y la Aeronáutica Civil, emitieron el primero de marzo pasado la Circular 0014, en la que señalan unas directrices para el control de la fiebre amarilla y de la exigencia de certificación internacional o carne nacional de vacunación.

Es importante señalar que la exigencia de la vacuna contra la fiebre amarilla, para algunos destinos en el país no es algo nuevo, aunque la circular introduce algunas modificaciones en cuanto a los zonas de alto riesgo. En este sentido es importante tratar de minimizar el nivel de preocupación que esto ha generado para no crear una alarma innecesaria. Leer más...