CORALES DE PROFUNDIDAD

El Parque Nacional Natural Corales de Profundidad es una de tres localidades identificadas a la fecha en el Caribe colombiano con una abundancia significativa de corales escleractíneos azooxantelados y una alta diversidad de invertebrados asociados a ellos. Se ha estimado que, junto con las formaciones coralinas profundas identificadas en aguas de Magdalena y Guajira, la formación de corales de profundidad de San Bernardo posee aproximadamente el 40% de la biodiversidad del borde de la plataforma continental del Caribe Colombiano. Adicionalmente, el área protegida incluye el 100% de las formaciones coralinas de profundidad del sistema ARCO y el 67% de las formaciones coralinas de profundidad del Caribe colombiano.
  • Localización

Está frente al golfo de Morrosquillo y del archipiélago de San Bernardo, en Sucre y a 32 kilómetros aproximadamente del punto más cercano en el continente, la península de Barú (Bolívar).

  • Poblaciones cercanas

Barú, Cartagena, San Bernardo del Viento.

  • Área

149.192 hectáreas.

  • Temperatura

Varía entre 27ºC y los 30ºC.

  • Características generales

Debido a sus características demográficas y su entorno oceanográfico, las comunidades coralinas profundas son particularmente vulnerables a los daños físicos. La información recopilada sobre usos actuales y potenciales evidencia un alto riesgo de amenaza a la conservación para las comunidades coralinas de profundidad de San Bernardo, a causa del crecimiento de la industria de hidrocarburos, la creciente tecnificación en artes de pesca para acceder a caladeros cada vez más profundos, y el incremento en la instalación de cables submarinos. Es por ello que el Parque Nacional Natural Corales de Profundidad tiene como objetivos de conservación:

· Conservar las formaciones coralinas de profundidad que se encuentran al borde de la plataforma continental y el talud superior, como expresión de representatividad y singularidad ecosistémicas y como hábitat esencial para una gran diversidad de especies marinas.

· Contribuir a la oferta de bienes y servicios ecosistémicos que brindan las formaciones coralinas de profundidad, en especial teniendo en cuenta su conectividad con otros ecosistemas marinos y su rol en la dispersión de diversas especies de hábitos bentónicos.

Las comunidades coralinas de profundidad, estructuras tridimensionales ubicadas sobre el fondo marino a partir de los 50m de profundidad, han sido catalogadas como “hot-spots” de biodiversidad en los ambientes oceánicos profundos.

En la localidad de San Bernardo cinco especies de peces de especial importancia económica para la pesca, comúnmente asociadas a arrecifes coralinos someros, han sido colectadas en formaciones coralinas profundas lo cual sugiere una relación ecológica entre los dos hábitats, que puede ser relevante para especies de importancia comercial. Una implicación adicional es el posible uso de formaciones coralinas de profundidad como sitio intermedio en procesos de dispersión de especies que anteriormente se consideraban exclusivas de ambientes someros.

Adicionalmente, la alta biodiversidad asociada a comunidades coralinas profundas en el Caribe colombiano, a su vez ofrece un potencial significativo para la extracción de productos farmacéuticos y cosmetológicos, como se ha demostrado con ciertas especies de esponjas y corales blandos de profundidad en otras localidades.

En complemento, el parque se localiza en una zona donde se han establecido una serie de esfuerzos en conservación, encaminados a garantizar la funcionalidad de los niveles de biodiversidad que caracterizan el paisaje marino en esta zona, garantizando así los flujos de energía entre ambientes neríticos o someros. Así por ejemplo, existen otras áreas protegidas establecidas como el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo y el Santuario de Fauna y Flora el Corchal Mono Hernández, áreas del sistema de Parques Nacionales Naturales, que protegen extensas zonas marinas y costeras de características neríticas y cuyos objetivos tendrán un complemento específico en torno a los propuestos para el área protegida de Corales de Profundidad, de características más pelágicas, lo que garantiza la ocurrencia de los procesos ecológicos y aumenta la viabilidad de los valores objetos de conservación.

  • Fauna

La comunidad coralina de profundidad frente al Archipiélago de San Bernardo es una de tres localidades identificadas a la fecha en el Caribe Colombiano con una abundancia significativa de corales escleractíneos azooxantelados y una alta diversidad de invertebrados asociados a ellos.

En el borde de la plataforma continental entre 120 y 180 metros, se han registrado 19 especies de corales escleractíneos, siendo Madracis myriaster la especie dominante y al parecer la principal especie estructurante. Esta cualidad hace de esta comunidad coralina un tipo de hábitat “raro” en la región Caribe y el mundo lo cual le confiere un mayor valor en términos de prioridad para la conservación.

Otras especies de escleractíneos abundantes son: Anomocora fecunda, Coenosmilia arbuscula y Thalamophyllia riisei. En ésta localidad se han registrado tres formas de crecimiento de corales escleractíneos: curva (T. riisei y E. cornucopia), arbustiva (M. myriaster y A. fecunda) y solitaria (Caryophyllia berteriana y Coenocyathus parvulus), las cuales brindan diferentes opciones de hábitat y sustrato de asentamiento para otras especies. Asociados a estos corales se ha registrado un total de 115 especies de invertebrados y peces, con una diversidad particularmente alta de equinodermos, 38 especies. Los peces más abundantes son escorpiones, lenguados y serranidos de talla pequeña.

  • Infraestructura

No hay ningún tipo de infraestructura. Esta área protegida es netamente marina, por lo que no presenta comunidades asentadas dentro del parque.

  • Recomendaciones

Vacunarse contra tétano, llevar botiquín de primeros auxilios y agua potable. Ropa fresca de algodón, preferiblemente de manga larga. Traje de baño, impermeable, sombrero, botas, cámara fotográfica, binóculos, linterna y pilas. Debe solicitarse el permiso con suficiente tiempo a la División de Parques del Ministerio del Medio Ambiente. Y no olvide no deje basura y no contamine las fuentes de agua así como no destruya la naturaleza.

ANTES QUE SEA TARDE

¡Un problema que nos afecta a todos!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos