ESTACIÓN DE TREN DE CHIQUINQUIRÁ

Cenicienta de las actividades colombianas en los últimos cuarenta años, la cultura ha encontrado, poco a poco, lugares dignos de su noble misión espiritual, la más alta a que un pueblo aspira. Un palacio donde habita la cultura es lo menos que puede pedirse para este ejercicio que no encaja por fortuna en los cálculos del rentabilismo. Y todo un palacio cultural es el que funciona hoy en el soberbio edificio de la antigua Estación del Ferrocarril de Chiquinquirá, uno de los orgullos arquitectónicos monumentales de Colombia.
  • Localización

Ciudad de Chiquinquirá, departamento de Boyacá.

  • Poblaciones cercanas

Fúquene, Villa de Leyva, Tinjaca, Susa.

  • Patrimonio nacional

El edificio de la Estación del Ferrocarril de Chiquinquirá fue declarado Monumento Nacional por decreto 3053 del 19 de diciembre de 1990.

  • Características generales

Diseñada por el arquitecto Joseph Martens, y dirigida por el ingeniero constructor Fernando J. Zárate, la Estación de Chiquinquirá, del Ferrocarril Central del Norte, comenzó a construirse en 1926 y fue concluida en tiempo récord de dos años. Se inauguró el 12 de octubre de 1928.

Desde mediados de 1975, al desaparecer el ferrocarril, la Estación de Chiquinquirá quedó en desuso y abandonada. Se la restauró para la visita del Papa Juan Pablo II en 1986, pero permaneció desocupada y sin uso. Gracias al esfuerzo de Comfaboy fue de nuevo reparada y convertida en el Palacio de la Cultura Rómulo Rozo, en homenaje al gran escultor chiquinquireño.

El edificio se compone de un solo cuerpo, rematado por una cubierta de mansardas de estilo francés dieciochesco, y dos edificios laterales de un piso. La entrada principal está protegida por una gran marquesina de hierro.

En la Estación (Palacio de la Cultura Rómulo Rozo) funciona la Biblioteca Pública Comfaboy Julio Flórez, con más de cien mil volúmenes, y una recepción promedio de ochocientos usuarios por día. En el segundo piso hay una exhibición permanente de artesanías de Boyacá, y próximamente se dará al servicio el Museo de Artes y Tradiciones y una emisora cultural. La directora actual del Palacio de la Cultura es la licenciada Guadalupe Padilla Arteaga.

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos