MUSEO NACIONAL

Si Tomás Reed, al elaborar los planos para una penitenciaria en Bogotá tenía en mente el pensamiento oculto que en ella, en lugar de presos, se guardaran obras de arte invaluables recuerdos históricos, no sabríamos decirlo; pero el resultado final de su proyecto arquitectónico fue el servir de sede final para el más antiguo de los museos del país, el Museo Nacional.

La primera piedra del edificio de la penitenciaría de Cundinamarca, denominada comúnmente Panóptico, se colocó en 1874 y para finales del siglo XIX ya estaba en funcionamiento.

Durante la guerra de los Mil Días fueron hacinados en el Panóptico más de cinco mil prisioneros políticos liberales, aunque la capacidad del edificio era apenas para mil quinientos. La penitenciaria fue la prisión más importante del país durante casi 72 años. Sin embargo, con el rápido crecimiento de la ciudad durante las primeras décadas del siglo XX, el edificio pronto quedo ubicado en el centro mismo de la capital. El gobierno nacional construyó una nueva prisión, alejada del núcleo urbano.
  • Localización

Carrera 7a No. 28 - 66 de Bogotá Distrito Capital .

  • Monumento nacional

El edificio del Museo Nacional de Colombia fue declarado Monumento Nacional por decreto 1584 del 11 de agosto de 1975.

  • Historia

Fundado por Ley del primer Congreso de la, República el 28 de julio de 1823, abrió sus puertas al público el 4 de julio de 1824, fecha en que el vicepresidente, general Francisco de Paula Santander, lo declaró oficialmente creado. Después de 1860 las últimas guerras civiles tuvieron sobre el museo efectos desastrosos, como se desprende de un informe preparado por el presidente del Estado Soberano de Cundinamarca, Jacobo Sánchez, en el que dice:”Existen en los salones de la Biblioteca Nacional los restos del Museo Nacional.

El huracán revolucionario que arrasó los establecimientos de Instrucción Pública hizo desaparecer casi el depósito de antigüedades que se conservaba con el nombre de Museo Nacional”. Apoyado por el presidente de Cundinamarca, el bibliotecario Nepomuceno J. Navarro hizo un completo inventario de los restos del “depósito de antigüedades”, y siguiendo las recomendaciones del doctor Sánchez obtuvo como sede para el Museo Nacional el primer piso del edificio de Las Aulas (actual Museo de Arte Colonial), que compartía con la Biblioteca Nacional. En esta sede permaneció hasta 1913.

En 1946 los presos fueron trasladados a la nueva Cárcel de la Picota y el Ministerio de Educación Nacional y la Comisión Organizadora de la IX Conferencia Panamericana decidieron destinar el edificio como sede definitiva del Museo y se confió la dirección de loe trabajos a Teresa Cuervo Borda.

El museo debía inaugurarse el 9 de abril de 1948, y todo estaba listo para la ceremonia, que no pudo realizarse debido a los trágicos disturbios que provocó en ese día y en los cuatro siguientes el asesinato del jefe del liberalismo, Jorge Eliécer Gaitán.

Inaugurado unos meses después se reconfirmó en el cargo de directora a Teresa Cuervo Borda, una talentosa y culta pintora, que en el curso de los veintiocho años siguientes estuvo al frente del Museo Nacional, desplegando tanto vigor, inteligencia y actividad que aumentó los inventarios en más de un trescientos por ciento, como puede verse por los catálogos de 1960 y de 1968.

Desde 1992 asumió la dirección del museo Elvira Cuervo de Jaramillo, quien, como su antecesora y parienta, asumió el reto, que suena paradójico, de modernizar el museo, en el sentido de hacerlo más atractivo para el público y de dotarlo con comodidades indispensable, para una institución que aspire a ser en el nuevo siglo auténtica generadora de cultura. Elvira Cuervo remodeló el museo, abrió nuevas salas, no obstante la ya dramática estreches de espacio, instaló una exquisita cafetería, una tienda de arte y un precioso y amplio auditorio, así como mejoró en su totalidad la parte exterior, y organizó valiosas exposiciones, entre ellas una de originales de Picasso en 2000. Desde 1994 el Museo Nacional ha efectuado un promedio de cuatro exposiciones anuales, con la publicación de sus respectivos catálogos.

Si en el pasado el museo se encogió y estuvo a punto de desaparecer por sustracción de materia, hoy está en dificultades por la escasez de espacio para albergar su creciente patrimonio, lo que ha obligado á guardar en reservas buena parte de sus pertenencias, sin ningún beneficio para el público. Esta circunstancia sólo podrá ser superada con la intervención de los ministerios de Educación Nacional y de Cultura.

  • Horarios

Martes: 10a.m. a 8 p.m.; miércoles a sábado: 10 a.m. a 6 p.m.; domingos: 10a.m. a 4p.m. Los lunes no hay servicio..

LA HORA DEL PLANETA 2017

CADA AÑO SOMOS MÁS... TÚ TAMBIÉN SUMAS!!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos

Medidas de prevención frente a fiebre amarilla

El Ministerio de Salud y la Aeronáutica Civil, emitieron el primero de marzo pasado la Circular 0014, en la que señalan unas directrices para el control de la fiebre amarilla y de la exigencia de certificación internacional o carne nacional de vacunación.

Es importante señalar que la exigencia de la vacuna contra la fiebre amarilla, para algunos destinos en el país no es algo nuevo, aunque la circular introduce algunas modificaciones en cuanto a los zonas de alto riesgo. En este sentido es importante tratar de minimizar el nivel de preocupación que esto ha generado para no crear una alarma innecesaria. Leer más...