CABO MARZO

Reserva Natural Regional

El Pacífico colombiano se divide en dos partes: la que queda al sur de Cabo Corrientes, donde la costa es baja, anegadiza y poblada de manglares, y la que queda al norte de este mítico cabo, cuya alta y escarpada costa es el remate de la Cordillera de Baudó. En la parte norte, una serie de entrantes de la tierra en el mar como Punta Solano, Punta Nabugá y Cabo Marzo configuran a su vez otras tantas entrantes del mar en la tierra en forma de golfos o bahías como el Golfo de Cupica, la Bahía de Aguacate y la Bahía Humholdt.

Entre todos estos accidentes Cabo Marzo es el más septentrional y cercano a Panamá y también el más llamativo por su extraña belleza y exotismo. El cabo se prolonga hacia el mar por medio de varios cayos rocosos y a la altura su punta forma una piscina natural, un acuario marino en el que los corales y peces componen un maravillosos caleidoscopio de colores. El negro brillante de las arenas de sus playas sobre el que tejen filigranas las olas al morir, la soberbia soledad y la grandiosidad del mar y de la selva son algunos de los aspectos que hacen de Cabo Marzo uno de los parajes más bellos de Colombia.

Este es un mensaje importante para tiDESPERTEMOS
ORGANIZACIÓN COLPARQUES