CORALES DEL ROSARIO

El Parque Corales del Rosario, posee un importante conjunto de ecosistemas, habitado principalmente por arrecifes coralinos que albergan cientos de animales, entre ellos, peces de distintas formas y colores, corales, crustáceos y otras especies. Pocos lugares en el mundo ofrecen un espectáculo de belleza y diversidad tan extraordinario como un arrecife de coral. La belleza de un arrecife de coral, no obedece únicamente a la diversidad de sus formas y colores. Estas formaciones sirven de sustrato a una enorme variedad de organismos de gran colorido: algas calcáreas, esponjas, gusanos plumeros, lirios de mar, anémonas y corales blandos, entre otros. En Corales del Rosario, es posible observar, a muy poca profundidad y en aguas totalmente cristalinas, este extraordinario espectáculo que supera la más vívida imaginación.
  • Localización

En el mar Caribe, departamento de Bolívar a 45 Km. de la Bahía de Cartagena.

  • Poblaciones cercanas

Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

  • Área

120.000 hectáreas.

  • Temperatura

Alrededor de 28°C.

  • Meses secos

Diciembre a Marzo.

  • Meses lluviosos

Agosto a Noviembre.

  • Precipitación promédio

900 mm anuales.

  • Vías de acceso

Desde Cartagena, se llega a las Islas del Rosario por vía marítima en viaje de una a dos horas, según la embarcación. En verano por vía terrestre se toma la carretera a Mamonal, hasta Pasacaballos unos 20 Km. Allí se cruza el Canal del Dique en planchon y se toma un carreteable en mal estado hasta Barú. Este viaje terrestre debe hacerse en vehículos de doble tracción.

  • Sitios de interés

El parque cuenta con una importante oferta natural que puede observarse en los recorridos a Playa Blanca, Ciénaga de Colón, Isla de los Pájaros, el Islote, lagunas de Tintipan, isla Maravilla, Acuario de la Isla de San Martín de Pajárales, laguna del Mohán.

Arrecifes Coralinos y Manglares. Muy cerca también se encuentran Corales del Rosario, Cartagena, Barú, San Bernardo.

  • Características generales

Los ecosistemas presentes en el Parque Nacional Natural Corales del Rosario y de San Bernardo, se caracterizan por ser ecosistemas marinos, donde predominan los arrecifes coralinos, excelentes barreras contra la erosión marina e incluso tienen un gran valor estético lo que les da una importancia recreacional invaluable. Los arrecifes coralinos, considerados como ecosistema esencial, son muy vulnerables por tratarse de comunidades muy específicas que demandan aguas transparentes, luz, sustratos estables, salinidades y temperaturas constantes que fluctúan entre los 25 y 30 grados centígrados. Las áreas coralinas del Parque Corales, ocupan 191.68 km2 , los cuales representan el 72% de las áreas coralinas del Caribe continental colombiano.

Otro ecosistema de gran importancia es el de los Manglares, considerados como ecosistemas altamente productivos al proveer variados recursos de flora y fauna que el hombre aprovecha directamente. Se ha estimado que las dos terceras partes de la población de los peces tropicales en el mundo, dependen de las áreas de manglar y los detritos exportados por éstos. En el Parque Corales, se encuentran 5 especies de mangle, mangle Rojo (Rhizophora mangle), mangle Amarillo (Laguncularia racemosa), mangle bobo o Zaragoza (Conocarpus erecta) y mangle negro o salado (Avicennia germinans).

El ecosistema de pastos marinos, constituye un área de 3.035 has. en el Parque Corales. Sirven como hábitat, alimento y origen de cadenas alimenticias y refugio de innumerables especies marinas. Son plantas vasculares o plantas con flores, que han desarrollado la capacidad de realizar todo su ciclo de vida sumergida en agua salobre o salina. Habitan aguas someras hasta 20-30 m de profundidad, alcanzando su máximo desarrollo a profundidades menores de 10 m y se desarrollan generalmente sobre sustratos de arena en aguas altamente iluminadas y preferiblemente calmadas. Contribuyen a la recirculación de nutrientes y estabilizan el sedimento de la línea de costa. Una de las especies de pastos marinos identificados en el Parque, es la Thalassia testudinum, la cual es la fanerógama más abundante, extensa e importante del Caribe; los rizomas de éstos pastos compactan las arenas, guijarros y fragmentos calcáreos, dándole mayor firmeza al fondo.

Los litorales rocosos y arenosos, comprenden otro de los ecosistemas protegidos en el Parque corales, constituidos básicamente por la franja arenosa de playas, especialmente las que se encuentran en las cuatro zonas intangibles del Parque (Isla Rosario, Isla Tesoro, Isla Maravilla e Isla Mangle). De igual forma estas formaciones arenosas constituyen en otros sectores del Parque, uno de los principales atractivos naturales para los visitantes. Las playas del Parque, son de origen marino gracias a los fragmentos de coral, esqueleto de animales muertos como conchas de caracol y la actividad biológica de algunas especies marinas como el pez loro, el cual a través de sus excrementos aporta arena a los litorales.

El Parque Nacional Natural Los Corales del Rosario y de San Bernardo, presenta en su zona de influencia, 12 asentamientos conformados por poblaciones que habitan y derivan su sustento principalmente de las actividades económicas que se desarrollan alrededor del mismo, las cuales tienen un contacto directo con los recursos marinos y costeros, éstas son: Bocachica, Caño de Oro, Punta Arena y Tierra Bomba (corregimientos insulares del Distrito de Cartagena de Indias, ubicados en la Isla de Tierra Bomba); Ararca, Santa Ana y Barú (en la Isla de Barú); Isla Grande (en el Archipiélago del Rosario); Santa Cruz del Islote, Isla Múcura e Isla Ceycén (en el Archipiélago de San Bernardo) y la población de Isla Fuerte. De éstas 12 comunidades, las poblaciones de las islas de Múcura, Ceycén y el Islote Santa Cruz de los Pescadores en el sector sur del Parque, caracterizadas por su arraigo, convivencia tranquila y deseo de permanencia; la comunidad de Isla Grande, como epicentro de las actividades económicas para la población de las islas del archipiélago de Nuestra Señora del Rosario, y los pobladores de Barú, Santa Ana y Ararca, cuya importancia se deriva de la relación de éstos con el sector de Playa Blanca, por la gran afluencia de turistas, constituyen las principales comunidades del área de influencia del Parque por su cercanía y dependencia con el mismo.

Entre los habitantes de la franja litoral, se han consolidado prácticas culturales bastantes generalizadas alrededor de las actividades de la pesca de susbsistencia, el turismo convencional, el cultivo de pequeñas parcelas y la extracción de recursos del manglar, entre otros. Un sector de la población son artesanos y comercializan sus productos entre los visitantes del Parque. Entre los diferentes grupos existen diferencias relacionadas con los patrones de asentamiento, el referente paisajístico y la dinámica histórica humana como ambiental, otras resultan del abandono de las actividades productivas tradicionales como consecuencia, en parte, de la proximidad a las ciudades y poblados, la ocupación turística, la ocupación y practicas industriales y la construcción de obras civiles.

Vivir de la tranquilidad, de derivar su sustento del medio que los acompaña, ya sea directa o indirectamente, los hace sentirse felices y les permite disfrutar de un ambiente de sana convivencia con vecinos, familiares o pobladores aledaños, compartir el fandango y las integraciones alrededor de la música, por ejemplo, se convierten en valores inigualables, que motivan su deseo de permanecer allí toda la vida.

  • Flora y fauna

En el área protegida, se han identificado una gran variedad de especies asociadas a los ecosistemas marinos costeros. Para el caso de los arrecifes de coral, se han identificado 62 especies de corales y otros celenterados, entre los que se encuentran el coral cuerno de arce (Millepora complanata), el coral lechuga (Agaricia teniufolia) y el coral Siderastrea sidérea. Igualmente, se han identificado 18 especies de corales blandos, entre los que se encuentran el abanico de mar (Gorgonia ventalina), entre otras especies. Otro grupo identificado en el área protegida, comprende a los crustáceos decápodo, con 153 especies; los moluscos con 244 especies, no menos de 153 especies de equinodermos, 199 especies de esponjas y 513 especies de peces. En cuanto a reptiles se refiere, en el área podemos encontrar tortugas marinas de la especie Caretta caretta, Chelonia mydas y Eretmochelys imbricata

El Parque Corales se caracteriza por ser en su mayoría submarino donde predomina la vegetación de manglar y pastos marinos.

En cuanto a la vegetación terrestre, encontramos un remanente de bosque seco tropical en el sector de isla Rosario en el Archipiélago de Nuestra Señora del Rosario. Este bosque, se caracteriza por tener algún tipo de vegetación caducifolia, donde las plantas pierden sus hojas en épocas de verano para ahorrar energía y contrarrestar la falta de agua.

  • Infraestructura

En las Islas del Rosario hay servicios de restaurantes, cabañas y hoteles. Para alojarse se deben hacer las reservaciones oportunamente, a través de una agencia de viajes. También es posible acampar en Playa Blanca, en la isla de Barú.

En la Isla Grande hay dos cabañas del Ministerio de Medio Ambiente (División de Parques Nacionales) que se utilizan para alojar investigadores y funcionarios y realizar programas de educación ambiental. Hay una estación científica en la Isla del Tesoro.

  • Recomendaciones

Llevar sombrero, protector solar, proteger los equipos fotográficos de la arena y la sal. El paisaje submarino es formidable, no olvide llevar careta de buceo, aletas y snorquel, tenga cuidado con el sol y los corales y ante todo no dejar basura ni extraer los corales ya que esto afecta en gran manera los ecosistemas submarinos.

LA HORA DEL PLANETA 2017

CADA AÑO SOMOS MÁS... TÚ TAMBIÉN SUMAS!!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos

Medidas de prevención frente a fiebre amarilla

El Ministerio de Salud y la Aeronáutica Civil, emitieron el primero de marzo pasado la Circular 0014, en la que señalan unas directrices para el control de la fiebre amarilla y de la exigencia de certificación internacional o carne nacional de vacunación.

Es importante señalar que la exigencia de la vacuna contra la fiebre amarilla, para algunos destinos en el país no es algo nuevo, aunque la circular introduce algunas modificaciones en cuanto a los zonas de alto riesgo. En este sentido es importante tratar de minimizar el nivel de preocupación que esto ha generado para no crear una alarma innecesaria. Leer más...