EL COCUY

Los escarpados picos de la Sierra Nevada del Cocuy o Güicán, conforman las mayores alturas de la cordillera Oriental de los Andes. El paisaje ante aquellos colosos blancos es indescriptible.

Esta sierra es además una inmensa reserva de agua que consta de 18 picos nevados y 14 nevados temporales según la época del año, así como de unas exuberantes selvas vírgenes en su parte oriental camino al piedemonte llanero.
  • Localización

Entre los municipios de Chita, el Espino, Cubará, Chiscas, el Cocuy y Güicán en el departamento de Boyacá; la Salina y Sácama en el departamento de Casanare y San Lope y Tame en el departamento de Arauca.

  • Poblaciones cercanas

Güicán, el Cocuy, Ritacuba, Cabañas Kanwara, La Capilla y La Esperanza.

  • Área

306.000 hectáreas.

  • Temperatura

Varía entre 23,6°C en la zona oriental y -3°C. Sobre los 4.800 m la temperatura media es de O°C.

  • Meses secos

Entre diciembre y marzo.

  • Meses lluviosos

Entre abril y noviembre.

  • Precipitación promédio

3.500 mm a 500 metros de altura; un máximo de 4.800 mm hacia los 1.000 mtrs y de allí disminuye hasta 1.500 mm anuales a los 4.000 m s.n.m.

  • Vías de acceso

Desde Bogotá, se toma la carretera que pasa por Susacón, Soatá, Tipacoque, Capitanejo, el Espino y Panqueba, para llegar finalmente a él Cocuy y Güicán, después de unas 10 horas de recorrido. Desde Soatá se puede seguir la vía que pasa por Boavita, la Uvita, Guacamayas, San Mateo, Panqueba, el Cocuy y Güicán.

A los páramos y nevados del parque se puede entrar desde Güicán por el Ritacuba y desde Cocuy por Lagunillas. Las vías no tienen pavimento por lo que se sugiere utilizar un vehículo apropiado.

Para llegar a la altura de las lagunas y los glaciares se requiere caminar algunas horas. Para escalar los nevados pueden escogerse rutas con diferentes grados de dificultad, desde ascensiones relativamente fáciles hasta complejas rutas de paredes de rocas e hielo, que exigen experiencia, prudencia y equipo apropiado.

  • Características generales

El Cocuy es una perla de la naturaleza en el centro oriente de la cordillera oriental, de 306.000 hectáreas de extensión entre los departamentos de Boyacá (municipios de Cubará, Chiscas, Las Mercedes, El Espino, Güicán, El Cocuy y Chita), Arauca (entre los municipios de Tame y San Lope) y Casanare (entre los municipios de La Salina y Sacamá).

Dependiendo de la zona del parque y las condiciones particulares que presenta cada zona, se ha determinado el uso que el hombre le ha dado a los recursos. En la zona oriental del parque, de la que hacen parte las cuencas de los ríos Arauca y Casanare, se encuentran representados los ecosistemas de selva en el monte llanero, bosque andino, páramo y nevado. La no existencia de zonas de acceso por esta región ha permitido que la zona se conserve en aceptable estado de conservación pese a procesos de colonización desarrollados desde antes de la declaratoria del parque.

En el extremo nororiental del parque, el territorio indígena U’wa se sobrepone con el área protegida en cerca de 100.000 hectáreas. Este grupo indígena conserva casi intactas sus tradiciones y maneras de usar los recursos. Ellos son aliados de la conservación del área protegida. Los habitantes de este pueblo indígena se movilizan constantemente entre las dos vertientes de la cordillera, interactuando con los municipios de Cubará, Tame, Concepción, Chiscas, Guicán y el Cocuy.

La zona occidental del parque es más seca debido a las corrientes cálidas venidas del cañón del río Chicamocha. Sus habitantes representan la cultura campesina alto – andina. La mayor parte de sus tierras son altas, superiores a los 3000 metros. Las actividades agropecuarias se han desarrollado en los páramos del área, situación que coloca en riesgo la conservación de este ecosistema.

Hasta el momento no se ha logrado un conocimiento real de los valores culturales U´wa que permitiría un mejor manejo de los recursos naturales por parte de la gente que habita los municipios que rodean al área protegida. Algunos grupos U´wa están sufriendo procesos de transculturación que no beneficia la conservación de los recursos naturales.

  • Flora y fauna

Dentro de la complejidad florística de la vertiente oriental de la cordillera se destacan el frailejón arbóreo ramificado, el encenillo, el abarco, el chusque, las epifitas, el yopo, la valeriana arbórea, trece especies de senecios y maderables como el amarillo, el cedro, el totumo y el moho. Los páramos húmedos de esta vertiente con frailejonales, cardones y cojines son un área estratégica para la conservación. En el área hay identificadas cuatro especies endémicas de frailejón y de espeletiopsis. Se encuentran especies endémicas entre las que se destacan las ocho especies de lítamo.

Entre la fauna presente en el Parque se destacan: la danta, el morrocoy, los micos maicero, choyo y araguato, venados de páramo y soche, el saíno, el guartinajo, el oso de anteojos, el puma y todos los félidos registrados para Colombia, y especies endémicas como el lagarto collarejo, entre otras. Entre las aves se cuenta con especies como el cóndor andino, el águila, el gallito de roca, el paujil copete de piedra, el periquito aliamarillo, el cucarachero y el pato peje.

  • Infraestructura

Existen zonas naturales donde es posible acampar, pero se requiere el equipo necesario, teniendo en cuenta las condiciones climáticas extremas. Existe el centro de visitantes Cabañas Kanwara en la zona norte del parque que presta todos los servicios (Restaurante, alojamiento, mulas).

En el costado sur oriental del parque hay varias cabañas donde es posible pernoctar (Hacienda la Esperanza y Cabaña Guaicani). Las provisiones deben adquiriese antes de llegar al parque.

  • Recomendaciones

Para ascender a los picos debe llevarse el equipo apropiado: chaqueta de material impermeable que permita la transpiración y de aislante térmico, pasamontañas, guantes, pantalones impermeables, polainas, botas para alta montaña con crampones de acero, arnés, piolet, martillo piolet, cuerda, mosquetones, cintas, tornillos para hielo, etc.

Transite solamente por los senderos demarcados o con mojones y acompañado por un guía especializado en alta montaña. No realice caminatas solo. No se separe del grupo y esté pendiente de sus compañeros. Por favor acate las observaciones y sugerencias de los guías autorizados.

Sea prudente con el medio ambiente no contamine las fuentes de agua ya que son súper puras y no destruya la naturaleza ya que en este parque se presentas varias especies endémicas y no deje basura ni la esconda en las morrenas.

LA HORA DEL PLANETA 2017

CADA AÑO SOMOS MÁS... TÚ TAMBIÉN SUMAS!!

¡NO MÁS OSOS DE ANTEOJOS ASESINADOS!

El problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura. Muy tristes e indignados nos encontramos ante semejante bajeza... y la ley colombiana inexistente, ineficiente e indiferente ante nuestros recursos naturales... ¿Hasta cuándo? hasta que ya no quede nada que conservar abriremos los ojos!

#conservemosnuestrososos

Medidas de prevención frente a fiebre amarilla

El Ministerio de Salud y la Aeronáutica Civil, emitieron el primero de marzo pasado la Circular 0014, en la que señalan unas directrices para el control de la fiebre amarilla y de la exigencia de certificación internacional o carne nacional de vacunación.

Es importante señalar que la exigencia de la vacuna contra la fiebre amarilla, para algunos destinos en el país no es algo nuevo, aunque la circular introduce algunas modificaciones en cuanto a los zonas de alto riesgo. En este sentido es importante tratar de minimizar el nivel de preocupación que esto ha generado para no crear una alarma innecesaria. Leer más...